miércoles, 26 de marzo de 2008

Las magdalenas : ese regalo tan acertado.

El fin de semana pasado hablanco con MiamigaCris, estuvimos pensando cuál podría ser el mejor regalo para un chico por su cumpleaños. No se trataba de un regalo cualquiera, tenía que ser un regalo que no dijera "vamos a hacer el amor tú y yo en este mundo loco" pero que dejara una puerta abierta "por si acaso". La solución más obvia que se me ocurrió fue el mejor regalo del mundo: una bolsa de magdalenas. Por varios motivos:

-No conozco a nadie a quien no le gusten las magdalenas. Por lo tanto, una magdalena es garantía de éxito.
-Las magdalenas, al ser algo comestible, son más fáciles de ocultar (llegado el momento) que, por ejemplo, unos gayumbos eróticos (siempre y cuando no sean comestibles en cuyo caso llegamos a un conflicto de intereses).
-Una bolsa de magdalenas se puede compartir: así sabrás si la otra persona es generosa y además habla de tu generosidad.
-Al ser las magdalenas mayormente un desayuno, te asegurarás que la persona a la que se las regales piense en ti cuando se levante (esta es la parte de "dejar una puerta abierta). Pero que piense en ti de una manera entrañable, como en una abuela (esta es la parte de "no vamos a hacer el amor tú y yo en este mundo loco) aunque tampoco hay que pasarse, no sea que se pierda de vista el otro objetivo.
-Las magdalenas son un alimento perecedero, así que la otra persona tiene que poner interés en tu regalo (nunca mais eso de almacenar regalos hasta la próxima luna llena) y no las puede re-regalar a no ser que sea a continuación el siguiente cumpleaños.
-Y por último, siempre puedes aprovechar el papel (a no ser que sean marca Arenas) para apuntar mensajes de acoso o simplemente haikus para despistar (del rollo "sólo la primera flor de loto es silenciosa como una colina").

En fin, que si tenéis un cumpleaños próximamente no lo dudéis: arriba esas magdalenas!!

5 comentarios:

emiliocida dijo...

pues mira yo mas que una puerta abierta veo una declaracion de intenciones.Yo pensaria:
seran para que las compartamos en un desayuno despues de una noche loca,pero claro soy un tio...siempre pensando en eso!!!!.
Pero mira yo siempre digo que no hay nada mas "entrañable"que verse las caras de dormidos recien levantados,y ver que empiezas el dia en buena compañia.Un saludo!!!!!me gusta tu blog!!!!!

emiliocida dijo...

uy cuanto "mira" parece la replica de una yeni...lo siento no he repasado lo que ponia jajajajajajaja

Maërandor dijo...

Precioso, de verdad. Yo me emocionaría :)
Pero, ahora que lo pienso, regalar empanadillas de muerto también tendría su gracia, no? En plan "los dos juntos nos vamos a comer (a todo) el mundo".

Abalorios y Tutoriales dijo...

jajajaja
Me parto con tu lógica aplastante y filosófica!!

Andaira dijo...

joer....no pensé que una magdalena diera pa tanto......jajajaaj